Posibles problemas con la Soldadura Eléctrica por Resistencia

Posibles problemas con la Soldadura Eléctrica por Resistencia

En la soldadura eléctrica por resistencia de los envases de hojalata, pueden presentarse varios problemas, entre ellos:

La retirada del estaño de la zona soldada que recubre el acero, lo que puede dejar desprotegida tanto interior como exteriormente la zona contra ataques químicos, pudiendo originar corrosiones y ataques que comprometan la estanqueidad del envase.

La aparición de manchas de óxido debido a la corrosión electroquímica, que puede hacer que el producto no sea comerciable.

La formación de zonas de distinto potencial que causan la corrosión, originadas por diversas heterogeneidades como distintas concentraciones del electrolito, distinta composición del metal, aireación diferencial, pares galvánicos y por compuestos químicos.

Expulsiones y proyecciones de metal fuera de la soldadura, que suponen un metal expuesto y un defecto grave, especialmente para los envases de bebidas.

La presencia de oxígeno durante la soldadura puede causar oxidación, afectando la adhesión del barniz de protección de la soldadura.

Problemas mecánicos como ajuste incorrecto de la frecuencia de soldadura, perfilado irregular del hilo, mal estado de las poleas de reenvío, y una mala alineación de las roldanas pueden resultar en una soldadura débil o defectuosa.

Contaminación por polvo en la zona circundante y en el resto del envase, que puede afectar la calidad de la soldadura y la adhesión del recubrimiento de protección.

Un mal rectificado del canal que guía el hilo de soldadura puede causar una soldadura débil o marcada, que puede resultar dañada en los posteriores procesos de pestañado, necking o cierre.

Estos son algunos de los problemas que pueden afectar la calidad y la integridad de la soldadura eléctrica por resistencia en los envases de hojalata. Es importante tomar medidas para prevenir estos problemas y asegurar la calidad de la soldadura.