El Envase Metálico, una buena opción para conservar la comida

El Envase Metálico, una buena opción para conservar la comida

Gracias al proceso de sellado, las latas son perfectas para proteger el contenido contra la luz, la ingesta de oxígeno y otros contaminantes, evitando así el crecimiento de microorganismos. El proceso de fabricación utilizado para el envasado de alimentos y bebidas enlatadas ha evolucionado mucho, ya que en la actualidad, en una alta proporción, no tiene contacto directo con el metal base gracias al recubrimiento para productos de calidad alimentaria, lo que evita que el producto envasado no esté en contacto y permanezca completamente aislado Además, la soldadura utilizada es eléctrica y recubierta. El estaño permite el sellado al vacío evitando la degradación química del contenido debido al contacto con la atmósfera.

Para contribuir al cuidado del medio ambiente, las latas utilizan espesores cada vez más bajos y aún así son muy resistentes al impacto y a los golpes y muy protectoras en todas las circunstancias.

Pensando en el consumidor y la facilidad de manejo del producto, se proporciona a las latas con fácil apertura, completamente abierto o membrana que lo hace más amigable y seguro para el consumo del producto, evitando el uso de otros dispositivos para abrirlo. Por otro lado, hay diseños en forma de empaque (o forma) que proporcionan una buena vista.

Los envases metálicos son completamente seguros y no alteran el sabor, la calidad y la consistencia de los alimentos, son 100% reciclables, por lo que ayudan a preservar el medio ambiente.