Cómo mantener en buen estado las cuchillas de una cizalla

Cómo mantener en buen estado las cuchillas de una cizalla

Para mantener adecuadamente las cuchillas de una cizalla, es fundamental seguir una serie de pasos y recomendaciones para asegurar un corte limpio y prolongar la vida útil de las cuchillas.

Limpieza Regular:

  • Las cuchillas deben estar siempre limpias. Utiliza alcohol isopropílico y trapos para limpiar el perfil de las cuchillas.
  • Frotar la cara interior de la cuchilla con un estropajo y luego limpiar con un trapo.

 

Lubricación:

  • Lubrica las cuchillas con aceite adecuado, como el aceite Aemovil M302.
  • Aplica grasa en los rodamientos interiores de los tambores.

 

Afilado y Rectificado:

  • Después de un tiempo prolongado de uso, afila las cuchillas utilizando una piedra de diamante adecuada para carburo.
  • Generalmente, no es necesario eliminar más de 0.10 mm en altura durante el afilado.
  • Para rectificaciones mayores, utiliza primero una rueda de carburo verde para desbastar y luego una de diamante para la terminación.

 

Comprobación y Ajuste:

  • Verifica la holgura de corte entre el punzón y la cuchilla, que debe mantenerse en el 10% del espesor del metal para acero y 15% para aluminio.
  • Asegúrate de que las cuchillas estén bien alineadas. La alineación correcta entre las cuchillas inferiores y superiores es crucial para un corte óptimo.
  • Ajusta las cuchillas para prevenir rebabas y obtener un corte limpio.

 

Reemplazo de Componentes:

  • Si es necesario, reemplaza las gomas viejas de las cuchillas y asegúrate de utilizar gomas nuevas al volver a montar.
  • Si se ha perdido la distancia del filo de corte al labio del “centro de matriz” debido a sucesivos rectificados, puedes rehacerla con el uso de calzas en la cuchilla. Asegúrate de que las calzas estén libres de rebabas, sean uniformes en espesor y tengan sus agujeros fresados.

 

Almacenaje y Manipulación:

  • Trata las cuchillas con cuidado durante su almacenaje y montaje o desmontaje para evitar daños.

Siguiendo estas recomendaciones, podrás mantener las cuchillas de tu cizalla en óptimas condiciones, asegurando un corte preciso y prolongando su vida útil.